Rotura de gemelo o la llamada «pierna de tenista»

Es una lesión relativamente frecuente que se da sobre todo en personas de edad media y se relaciona frecuentemente con la actividad deportiva en las que se trabajan principalmente el tren inferior. Se caracteriza por un dolor brusco e intenso en la pantorrilla, asociado a una sensación de golpe desde detrás, o de chasquido.

El músculo plantar delgado es una fina banda de tejido muscular que contribuye a ayudar a doblar tu tobillo y la rodilla. El músculo estrecho se origina detrás de la articulación de la rodilla y se extiende hacia abajo hasta la parte posterior del talón, cerca del tendón de Aquiles. Aunque la función muscular del plantar delgado es insignificante, puede causar dolor a causa de las lesiones, como una rotura del talón de Aquiles. Las lesiones por sobre-exigencias musculares pueden también ocurrir, las cuales se ven impulsadas al correr o saltar. La lesión por sobre-exigencia en el músculo plantar delgado es conocida como «pierna de tenista». La lesión no siempre se origina en el plantar delgado. Los desgarros en el músculo sóleo o la cabeza del gemelo puede también causar dolor en el plantar delgado y conducir a una posterior «pierna de tenista». El movimiento repetitivo al correr le da una carga excéntrica al tobillo cuando la rodilla está en una posición extendida, así es como las lesiones en estos dos músculos ocurren de manera más frecuente. Estas lesiones son el resultado de un mecanismo que puede sentirse como si el músculo se hubiera golpeado con fuerza.

 

pierna de tenista

La hinchazón y el dolor son las típicas señales de una «pierna de tenista», lo que finalmente causa que tus músculos te duelan. El dolor provocado por una lesión puede a menudo convertirse en un dolor más intenso después de que hayas dejado de correr y hayas descansado por un par de horas. La hinchazón puede llegar desde la cabeza del músculo y todo el camino hacia abajo hasta el tobillo y el pie, y es extremadamente doloroso si tratas de flexionar el tobillo. Comúnmente se recomienda un tratamiento de crioterapia, un estiramiento pasivo  y trabajo de masaje sobre la musculatura. Podemos complementar el tratamiento mediante kinesiotaping , una vez que el desgarro o rotura de fibras se haya recuperado es conveniente realizar ejercicios de estiramiento.

 13_achilles

Los comentarios estan cerrados.