La Osteopatía y el Deporte

En la práctica deportiva nuestro cuerpo realiza constantemente grandes esfuerzos físicos muy superiores a los que realizamos habitualmente en muestra actividad diaria, por lo que nuestro organismo debe adaptarse a este sobreesfuerzo. A veces, esta adaptación es difícil porque partimos de descompensaciones que en condiciones “normales” no nos provocarían ninguna alteración, pero que ante el esfuerzo deportivo se pueden manifestar en forma de dolores agudos que pueden llegar a cronificarse. En muchas ocasiones, estas lesiones son más complejas de lo que nos puede indicar el síntoma y es donde la osteopatía, a través de la búsqueda de la causa de la lesión , puede ayudar al deportista.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La osteopatía, a diferencia de otros métodos de evaluación del deportista, realiza una exploración global así como de la biomecánica del deportista con un objetivo muy concreto: mejorar la adaptación del cuerpo a la práctica deportiva, tratando las disfunciones que nos impiden o dificultan el buen funcionamiento del cuerpo ante el esfuerzo.

La osteopatía deportiva consiste en la aplicación de las técnicas de osteopatía a las necesidades específicas del deportista, como son: entrenamiento, competición, normalización, prevención y stress de exigencia.

osteopatia 3

 

La osteopatía ayuda al deportista manteniendo en óptimas condiciones su cuerpo para así adaptarse correctamente a la gravedad y tener en las articulaciones sus grados de movilidad  fisiológicas para poder desempeñar su función. Haciendo así una labor preventiva de las lesiones de fijaciones mecánicas funcionales.

Osteopatia hombro

Por lo que cada vez la osteopatía está más vinculada al mundo del deporte para conseguir un mayor rendimiento y un tratamiento muy completo para las lesiones.

Los comentarios estan cerrados.